Cocina suiza – datos y cifras

La cocina suiza debe su riqueza y su variedad a las distintas tradiciones locales. Cada región tiene sus propias especialidades, que con el paso del tiempo se han convertido en platos nacionales. Centenares de variedades de carnes y quesos, panes y chocolates completan la oferta. Algunos productos de la industria alimentaria tienen tanto éxito en Suiza que se encuentran en casi todos los hogares. 

Gráfico informativo – El patrimonio culinario de Suiza: mapa de Suiza mostrando especialidades como el absintio damasceno, el minestrone o el queso schabziger

  • 400 productos suizos son reconocidos oficialmente como patrimonio culinario de Suiza. Entre los más conocidos destacan el queso gruyere, el embutido crudo longeole o las galletas läckerli de Basilea.
  • Nadie come más chocolate que los suizos y suizas: ¡el consumo por persona y año supera los 10 kilos. 
  • Existen más de 450 variedades de quesos, lo cual se traduce en un elevado consumo: por persona y año son casi 22 kilos.
  • La oferta de panes es considerable, abarcando más de 400 variedades. Mientras que en la Suiza alemánica se come sobre todo pan moreno, se prefiere el pan blanco en la Romandía y en el Tesino. Además, los domingos está extendido el consumo de pan trenzado a base de mantequilla.
  • También hay una variada oferta regional de embutidos y carnes secas: originarias de la Suiza occidental son la longeole de Ginebra, el salchichón valdense y la morcilla de nata jurasiana; de la Suiza oriental procede la salchicha para asar de San Galo; de la Suiza suroriental, la carne seca de los Grisones; y del Tesino en el sur, la mortadela de hígado. 
  • La salchicha de Servela es el embutido nacional de Suiza. Cada año se elaboran 160 millones de unidades. La salchicha con un corte cruciforme en cada cabo se asa tradicionalmente a la lumbre espetándola en una estaca de madera. En Suiza, a los famosillos de segunda, se les suele llamar también «famosos de Servela». 
  • Se cultivan cerca de 250 tipos de uva, de los cuales cuarenta son autóctonos. El Valais es con más de 50 variedades la región vinícola más importante. 
  • El absintio —también llamado el hada verde— es un vermú destilado de distintas plantas y se tomaba originalmente como medicamento.
  • El muesli, hoy conocido mundialmente como desayuno, fue inventado en torno al año 1900 por un médico suizo como plato dietético a base de manzanas, y se servía en las clínicas a la hora de la cena como menú saludable. 

Una serie de productos populares de la industria alimentaria se encuentran en casi todas las cocinas de Suiza. Una selección:

  • En muchos hogares se utiliza el condimento Aromat en pólvora, un invento de la compañía Knorr del año 1952. También está extendido el uso de las pastillas de caldo de Maggi, que existen desde 1908.
  • Muy populares para untar el pan son productos como Cenovis, confeccionado por primera vez en el año 1931, que se elabora con levadura de cerveza, zanahorias y cebollas, y Parfait, que se inventó en el año 1942.
  • Ovomaltine es un invento del año 1865 y consiste en una mezcla en polvo a base de malta de cebada, leche desnatada y cacao que se toma como bebida láctea al chocolate.
  • Rivella es un refresco a base de suero lácteo y se vende en el mercado desde los años 1950.
  • Ricola es un caramelo que contiene trece hierbas. Se elabora desde 1940.