II Feria de Desarrollo Local en La Habana

Novedades locales, 21.07.2023

El 16 de julio culminó la Segunda Feria de Desarrollo Local de La Habana en el recinto expositivo habanero Expocuba, donde las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) ocuparon la mayoría de los stands.

Feria de Desarrollo Local
Feria de Desarrollo Local © Embajada de Suiza en Cuba

De acuerdo con una nota publicada por el periódico Tribuna de La Habana, la cita contó con la participación de 228 Mipymes, en la que se concentran gran parte de los 3308 expositores que aceptaron la convocatoria de las autoridades capitalinas para dar a conocer sus productos y servicios. Concurrieron, además, 186 empresas estatales, 99 Proyectos de Desarrollo Local (PDL), dos Cooperativas No Agropecuarias, tres cooperativas agropecuarias y 82 trabajadores por cuenta propia, entre otros actores.

Los organizadores destacaron la asistencia de 1 067 jóvenes menores de 35 años, lo que representa el 35,7 % del total de expositores lo que supera en un 22 % la cifra que se registró en ese acápite durante la anterior versión del evento. A su vez, informaron que durante los días en que funcionó la feria se concretaron 547 intenciones de negocios entre los participantes y se lanzaron 18 nuevos productos y servicios, apunta la publicación.

Los municipios, distribuidos por los diferentes pabellones del recinto, tuvieron la oportunidad de mostrar parte de sus potencialidades. Durante la ceremonia de clausura, el comité organizador otorgó el Premio al mejor stand a la Mipyme Jardinería Real, por exponer con buen gusto y elegancia muestras de plantas ornamentales exóticas, herramientas, macetas, fertilizantes y otros productos para esa actividad.

Las Medallas de Oro a la Calidad superior fueron otorgadas, entre otros, a la producción intensiva de alimentos con Hidroponia (Mipyme Jojo, Playa), GDS para el turismo capitalino (Mipyme Guajirito, Centro Habana), Tengo web, luego existo (Mipyme Dofleini, Playa), OFA-Oficina de facilitación social (La Habana Vieja).

Otros galardones colaterales los entregó el proyecto de cooperación de Avenida Italia a BLS Tecnología como mejor emprendimiento de economía circular e innovadora. La Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (AICS) reconoció como mejor experiencia de productos orgánicos a Polo productivo Jaramillo; mejor emprendimiento solidario al PDL CASI-Clave; y mejor emprendimiento sostenible al PDL Construcciones Meñique.

También el vicepresidente cubano y miembro del Buró Político, Salvador Valdés Mesa recorrió los diferentes espacios de la Feria, acompañado por Luis Carlos Góngora Domínguez, director de Relaciones Internacionales y Comercio Exterior del gobierno de la ciudad, Valdés Mesa visitó el Pabellón Central donde exponen actores económicos jóvenes, así como aquellos que desarrollan actividades de exportación.

Breve historia del desarrollo local en Cuba

La historia del desarrollo local en Cuba es breve. Se apoya en la introducción de la escala municipal en el ordenamiento territorial y los planes de ordenamiento urbano que se comenzaron a producir en los años 90, luego en los 2000 se desarrollaron las estrategias de desarrollo para un grupo de municipios en el país con el apoyo de los centros universitarios. Los Congresos del Partido Comunista de Cuba vienen gestando estas políticas desde su VI edición con el Lineamiento 37 y luego el VII Congreso con el posicionamiento del desarrollo local como tema estratégico para Cuba. Este conjunto de políticas públicas, programas y proyectos están vinculados a la agenda de desarrollo económico y social de Cuba hasta el año 2030.

Los municipios cubanos se conforman como célula de lo local/territorial desde inicios del Siglo XX, con la aprobación de la Constitución de 1901 y la proclamación de la República, aunque se recogen antecedentes de la municipalización desde tiempos coloniales.  La Constitución de 1940 legitima el municipio como base económica territorial y le concede ciertos atributos en el orden administrativo y económico que tratan de garantizar una relativa capacidad financiera propia para dar respuestas a las necesidades en términos de desarrollo. Con el triunfo de la Revolución cubana se establece una nueva división política administrativa que reafirma el papel de los municipios como unidad básica de los procesos territoriales de desarrollo.

Los procesos de desarrollo local que comienzan a tomar auge en el país a partir de finales de la década de los ochenta se constituyen una forma de solución a las necesidades de los municipios que se articulen y complementan con la estrategia de desarrollo nacional del país.

El desarrollo local es un proceso esencialmente endógeno, participativo, innovador y de articulación de intereses entre actores, territorios y escalas (municipal, provincial y sectorial/nacional). Iniciativas que no tienen que corresponder necesariamente con la disposición político-administrativa, sino con un espacio que reúna las condiciones económicas, sociales, culturales y ambientales relativamente homogéneas, donde las relaciones sociales, de producción, comercialización y de identidad ciudadana se producen y reproducen.

El objetivo es desarrollar los municipios como instancia descentralizada fundamental, con la autonomía necesaria, sustentable y con una sólida base económica y productiva.

En el año 2019, el Gobierno de Cuba aprobó la política para el desarrollo territorial, en el cuál se desarrolla el término “desarrollo local” para una adecuada implementación de las normativas sostenidas en un paquete jurídico que incluye decretos y normas complementarias, luego de incorporarla a la nueva Constitución.

La estrategia del desarrollo municipal se ejecuta dentro de los límites político-territoriales que a su efecto establece la división político-administrativa vigente; mientras que la estrategia provincial tiene un enfoque interterritorial dirigido a los principales polos productivos y cadenas de valor intermunicipales.

COSUDE y el desarrollo local en Cuba

Teniendo en cuenta que la colaboración internacional es una fuente de experiencias, oportunidades y apoyo financiero, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) ha trabajado directamente en el tema del desarrollo local con proyectos pioneros como el Programa Plataforma Articulada para el Desarrollo Integral de los Territorios (PADIT), uno de los más relevantes, dentro de los que se han diseñado y experimentado las estrategias de desarrollo municipales y provinciales respectivamente, retomadas luego por las políticas públicas de desarrollo territorial.

El Programa de Cooperación de COSUDE para el período de 2022-2024 señala cuatro pilares que orbitan alrededor del desarrollo local como eje temático fundamental: el desarrollo económico local sostenible, la gestión participativa del desarrollo local con el fortalecimiento de los gobiernos municipales para la gestión descentralizada, apoyar el acceso a alimentos promoviendo la agricultura sostenible orientada a la demanda de la población, atendiendo como tema transversal la equidad social y de género.

Explotar todos los recursos disponibles es la meta de esta estrategia relativamente nueva en Cuba que se apoya, además, en el basamento científico de los centros de Educación Superior. El éxito de este proyecto se cataliza cuando se logra involucrar a los actores socioeconómicos y a la población.

Las fuentes de financiamientos más empleadas son la cooperación internacional, los recursos del presupuesto del Estado y la contribución territorial.

Si bien la teoría del desarrollo endógeno local es un concepto heredado sobre todo de Europa, el desarrollo local en Cuba ha adquirido un matiz muy particular, sistematizado en las experiencias de la academia y en los resultados obtenidos en su implementación e incorporando las especificidades de estos procesos en un país con las condiciones y los retos que hoy se presentan en el territorio cubano.

El camino trazado es corto y los desafíos son muchos. La colaboración internacional, la ejecución de políticas gubernamentales, el apoyo científico de la academia y la educación popular enmarcan lo que será el futuro del empoderamiento poblacional y el desarrollo de la economía, circunscrito a las particularidades de cada territorio cubano. La II Feria de Desarrollo Local bien lo proclamó en su eslogan: “En el desarrollo local contamos todos”.