Reforma del Estado en Somalia

Proyecto terminado
Consolidar las competencias de las comunidades en gestión administrativa: en el municipio de Hargeisa, capital de Somalilandia, un empleado introduce en un sistema informático los datos de las facturas pagadas. © COSUDE ©

La COSUDE apoya un proyecto de descentralización en Somalia. Su objetivo: promover la paz y el desarrollo consolidando las capacidades de los ayuntamientos para responder a las necesidades de sus habitantes. El proyecto muestra resultados alentadores.

Región/País Tema Período Presupuesto
Somalia
Governance
Conflito y fragilidad
Descentralización
Gestión de las finanzas públicas
Prevención de los conflictos
01.08.2013 - 31.12.2017
CHF 9'000'000

En Somalia, es urgente establecer instituciones legítimas y efectivas. En agosto de 2012, el país adoptó oficialmente el federalismo como sistema de gobierno que se ve reflejado en su Constitución provisional pero sin definir claramente su perfil. El país está dividido actualmente en tres regiones: Somalilandia, que declaró su autonomía en 1991, la región semiautónoma de Puntlandia y la región Centromeridional, en la que se encuentra la capital, Mogadiscio. Los conflictos y la inseguridad alimentaria endémica afectan a gran parte de la región.

Desde 2013, la COSUDE apoya un proyecto conjunto con cinco agencias de las Naciones Unidas, destinado a consolidar las competencias de las comunidades en prode la paz y el desarrollo sostenible. Independientemente del modelo político elegido por el pueblo somalí, las autoridades locales están llamadas a jugar un papel clave en la reconstrucción del país. Restaurar la confianza en las instituciones a nivel local, dejar claras las relaciones entre las autoridades centrales y las municipales, y alentar a los ciudadanos a definir sus prioridades en términos de desarrollo. Estas son las etapas esenciales de una paz justa y duradera en Somalia.

Comienzos prometedores
Durante la fase inicial del proyecto, de 2008 a 2012, siete municipios de Somalilandia y seis municipios de Puntlandia desarrollaron competencias de base en gestión administrativa y financiera. Estas tareas permiten gestionar una entidad pública, y tener, de este modo, acceso a un fondo de desarrollo. Basándose en las prioridades de sus habitantes, e integrándolas en el seguimiento de los trabajos. Estas comunidades han podido llevar a cabo trabajos públicos de base, tales como la construcción de carreteras, de escuelas y de mercados. El fondo de desarrollo ha tenido un impacto importante en la vida cotidiana de la población beneficiaria, ganando progresivamente confianza en sus autoridades. Gracias a la introducción de sistemas de gestión contable simples pero eficaces, los municipios beneficiados han visto aumentar sus ingresos fiscales en un 40%.

Garantizar los servicios públicos equitativos y favorecer la economía local
Visto la importancia del proyecto, la COSUDE ha decidido invertir 9 millones de CHF gestionados por Naciones Unidas. De 2013 a 2017, los municipios contrapartes consolidarán sus competencias y deberán asumir nuevas funciones sobre todo en el marco de la aplicación de las políticas de descentralización. En este periodo se contempla progresivamente extender el proyecto a la región Centromeridional del país, a condición de que la legitimidad y la representatividad de los consejos municipales estén garantizados.

El proyecto se concentra en tres objetivos principales:

  • Mejorar las competencias en gestión pública de los gobiernos locales (fiscalidad, planificación, gestión presupuestaria)
  • Desarrollar un marco político y jurídico que favorezca la descentralización progresiva de las funciones públicas de los gobiernos centrales en favor de las autoridades locales
  • Conseguir que las autoridades locales sean responsables, transparentes y receptivas a las necesidades de ciudadanas y ciudadanos favoreciendo, en particular, el desarrollo económico local

Favorecer el desarrollo económico local significa, por ejemplo, rehabilitar los mercados de ganado, un componente central de la economía somalí, o lanzar unas colaboraciones público-privados, sobre todo en la gestión del agua. Una economía local dinámica permite generar más ingresos fiscales y, con ello, suministrar servicios a la población.

Primeros ecos alentadores
Gracias al proyecto, la ciudad de Hargeisa, capital de Somalilandia, vio aumentar de manera importante sus ingresos fiscales en 2014, al igual que disminuían los casos de fraude y de corrupción. Apoyadas por el proyecto, las autoridades centrales de Somalilandia y de Puntlandia han elaborado y aprobado políticas de descentralización en colaboración con las autoridades locales. Otra buena noticia es la integración en el proyecto de los ayuntamientos de la zona Centromeridional del país que parece viable. Dos municipios han sido seleccionados hasta ahora a este efecto, habiéndose podido beneficiar de los primeros cursos de formación de base en gestión pública.

Enfoque interdepartamental
La intervención de COSUDE en Somalia se inscribe en el marco de la estrategia regional Suiza 2013-2016 para el Cuerno de África y en el compromiso de Suiza de trabajar más en los contextos frágiles. Suiza adopta en Somalia un enfoque «Whole of government»: los Departamentos federales implicados persiguen objetivos comunes y coordinan sus acciones guiados por una estrategia de coherencia y de eficacia sobre el territorio. En el marco de su estrategia regional para el Cuerno de África, Suiza centra su compromiso en cuatro temas: la seguridad alimentaria, la salud, la gobernanza al servicio de la paz y la migración.