Mejorar la formación para favorecer la inserción profesional de los jóvenes en el medio rural


Tres jóvenes nigerinos caminan por una plantación.
El sistema de formación e inserción profesional que se ofrece a los jóvenes nigerinos en zonas rurales combina el aprendizaje teórico con las prácticas. © COSUDE

La COSUDE trabaja por reforzar el sistema educativo y la formación profesional en Níger. Actualmente más de 1,5 millones de jóvenes que viven en el medio rural no tienen acceso a ellos. Su futura inserción laboral depende de la buena articulación entre una educación básica de calidad y una formación profesional adaptada a las necesidades de la población.

Región/País Tema Período Presupuesto
Niger
Vocational training
Empleo y desarrollo económico
Educación
Formación profesional
Creación de empleo
Primary education
01.01.2017 - 31.12.2021
CHF 14'500'000

La mitad de la población de Níger tiene menos de 15 años. Su «juventud» puede parecer una ventaja. Pero con un crecimiento demográfico del 3,9%, el país se enfrenta al reto de ofrecer una educación de calidad a todos sus ciudadanos. Más de 1,5 millones de jóvenes en edades de entre 12 y 19 años necesitan una formación profesional. Sin embargo, solo se cubre el 1% de la demanda. 

En cooperación con las autoridades nigerinas, la COSUDE ha lanzado en 2011 un programa de apoyo a la formación profesional en las zonas rurales del país. El objetivo era contribuir a crear un sistema de educación, formación e inserción profesional de proximidad. Las comunidades y autoridades locales son contrapartes primordiales a la hora de satisfacer las necesidades de los jóvenes y del mercado de trabajo local. 

Fortalecimiento de las estructuras de formación existentes

Gracias a la COSUDE, se han iniciado e reforzado varias estructuras de formación en las regiones rurales de Dosso y Maradi en el sur de Níger. Entre ellas los “centros integrados de formación agrícola”, que ofrecen cursos prácticos de agricultura, ganadería, horticultura y maquinaria rural. Los “centros de formación para el desarrollo comunitario”, por su parte, preparan a los jóvenes que quieren dedicarse a la mecánica, la carpintería, la costura o la cocina. En ambos casos, la COSUDE financia la formación de formadores, infraestructura, el equipamiento y la elaboración de nuevos planes de estudio. 

Desde el año 2013, 15.000 mujeres y hombres jóvenes han iniciado una formación en estos nuevos centros de formación, donde adquieren conocimientos básicos y las competencias necesarias para ejercer una actividad profesional. 

Sistema de aprendizaje dual

En cuanto a las innovaciones, la COSUDE también respalda un sistema de aprendizaje dual introducido por varias asociaciones locales de artesanos. Los jóvenes acuden a un centro de formación a la vez que trabajan en una empresa o un taller, como los aprendices en Suiza. Esta fórmula permite a los alumnos combinar el aprendizaje teórico y práctico. Los cursos se imparten en las lenguas locales para incluir al mayor número de jóvenes. Los aprendices pueden adquirir conocimientos básicos y asistir a cursos de alfabetización. 

Esta articulación armoniosa entre la educación básica y la formación profesional favorece la inserción de los jóvenes en el mercado laboral. Con este fin, la COSUDE también apoya plataformas móviles de información y orientación profesional en todas las regiones de Níger. La idea es orientar y acompañar a los jóvenes en la consecución de sus proyectos profesionales. 

Generalizar las experiencias piloto

La COSUDE concibe su acción en Níger como un proyecto a largo plazo. Desde el año 2011 se ha invertido mucha energía en clarificar y reforzar las funciones y responsabilidades de los diferentes actores públicos y privados involucrados en el ámbito de la formación profesional. Las primeras experiencias obtenidas en las regiones de Dosso y Maradi deberían dar paso a una generalización progresiva del régimen de formación profesional auspiciado por la COSUDE. 

Para el año 2020, podrían beneficiarse 43.000 jóvenes a nivel local. Paralelamente se espera que los organismos nacionales encargados de la educación y formación profesional refuercen su compromiso con estos programas.