Malí

En Malí, Suiza trabaja en la lucha contra la pobreza y en la promoción de una paz duradera. Apoya el desarrollo rural y la seguridad alimentaria, la gobernanza y el proceso de paz, así como la educación básica y la formación profesional. Esas ayudas se llevan a cabo a través de sus tres instrumentos de política exterior: la cooperación al desarrollo, la política de paz y la ayuda humanitaria. La cooperación Suiza concentra sus actividades en las regiones de Sikasso, en el sur, Mopti, en la región central, y Tombuctú, en el norte.

Mapa de Malí
© DFAE

Tras la crisis de 2012, las elecciones democráticas de 2013 marcaron el restablecimiento del orden constitucional y permitieron la firma de un acuerdo de paz y reconciliación, en junio de 2015. Aunque el conflicto ha terminado, persisten los riesgos de inseguridad y el país debe hacer frente a muchos retos: la paz, la gobernanza, la educación, el empleo juvenil y la lucha contra la pobreza. A pesar de esos desafíos, Malí tiene una resiliencia extraordinaria. Debe tenerse en cuenta su elevado potencial agropastoral: el índice de crecimiento es del 5% (2015) y el 65% ​​de la población es menor de 25 años.

Desarrollo rural y seguridad alimentaria

Producir mejor gracias a nuevas infraestructuras

En Malí, más de dos tercios de la población viven en zonas rurales y producen aproximadamente un tercio del PIB. En ese contexto, la COSUDE apoya la construcción de infraestructuras que permiten aumentar la productividad agrícola y los ingresos:

  • acondicionamientos hidroagrícolas;
  • diques de protección a orillas de los lagos;
  • carreteras para conectar las ciudades y el campo;
  • cercas para el ganado;

Este tipo de proyectos tiene como objetivo impulsar las economías de los municipios rurales. Desde 2012, 83 nuevas instalaciones rurales revitalizan la economía de los pueblos rurales, y en 2015, los ingresos agrícolas aumentaron en un 17%.

Agricultura y seguridad alimentaria 

Educación de base y formación profesional

Ofertas adaptadas a los retos sociales

En Malí, las tasas de acceso a la educación básica siguen siendo muy bajas. Cerca de un millón de niñas y niños malienses con edades comprendidas entre los 7 y los 12 años no van a la escuela, y la mitad de los que se inscriben abandonan la escuela primaria. En ese ámbito, la COSUDE se centra en mejorar la calidad de la educación y en apoyar la gestión descentralizada de la educación. Asimismo, promueve alternativas educativas incluyentes en respuesta a la crisis (50 escuelas móviles, 250 centros con una estrategia de escolarización acelerada, formación profesional de los estudiantes de las escuelas coránicas).

Por otra parte, el bajo nivel de cualificación de la mano de obra representa un freno para el desarrollo. Para paliar ese problema, la COSUDE apoya la implementación de formaciones adaptadas a las necesidades del mercado de trabajo en las zonas urbanas y periurbanas.

Educación básica y formación profesional

Gobernanza y paz

Exigir la rendición de cuentas de las instituciones locales

La participación de los ciudadanos y de los diversos grupos sociales, así como la rendición de cuentas por parte de los representantes electos, son asuntos fundamentales para la COSUDE en Malí. Por ello, apoya programas de ciudadanía destinados a ayudar a la población a pronunciarse sobre los asuntos públicos.

La COSUDE contribuye a mejorar las capacidades de los representantes locales en materia de gestión administrativa y financiera. También apoya la transferencia de recursos hacia las regiones y la movilización de los recursos gestionados por las comunidades (el 25% de los ingresos en 2015). Suiza acompaña además los esfuerzos nacionales en materia de reconciliación nacional y lleva a cabo intervenciones de protección civil (promoción del derecho internacional humanitario).

Abogacía y buena gobernabilidad

Ayuda humanitaria y promoción de la paz y de la seguridad

Atender a las necesidades de las poblaciones desplazadas

Suiza contribuye a cubrir las necesidades humanitarias con el objeto de proteger y asistir a las personas que se han visto obligadas a huir del conflicto en el norte del país: los desplazados internos (39 000 en 2016), las poblaciones de acogida y los refugiados en los países vecinos (134 000 a principios de 2016). Suiza también ayuda al gobierno de Malí a definir e implementar la política nacional de seguridad alimentaria y nutrición en favor de las poblaciones más vulnerables.

En el contexto de la crisis maliense, la ayuda humanitaria suiza financia a algunas contrapartes sobre el terreno, entre ellas el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), o el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR).

Prevención de catástrofes, ayuda de emergencia y reconstrucción

Enfoque y contrapartes

Suiza presta su apoyo en Malí a través de la presencia simultánea y coordinada de la ayuda humanitaria, de la ayuda al desarrollo y de la promoción de la paz y de los derechos humanos. Actúa tanto a nivel nacional como local, y trabaja en estrecha colaboración con las agencias gubernamentales y las autoridades locales competentes. Sus principales contrapartes son las siguientes:

  • Contrapartes suizas: Helvetas Swiss Intercooperation, Swisscontact.
  • Contrapartes malienses: ministerios, Commissariat à la sécurité alimentaire (Oficina para la seguridad alimentaria), autoridades regionales, intercomunidades y comunidades territoriales, organizaciones socioprofesionales, Centre international d’expertises et de formation (CIEF) (Centro internacional de especialización y formación), Formation Sans Frontières, Cruz Roja, Kéné Conseils.
  • Contrapartes bilaterales y multilaterales: La agencia de cooperación danesa, LuxDev, Consejo Danés para los Refugiados, Banco Mundial, CICR, ACNUR, PMA, OCAH, UNICEF, FAO, Oxfam, UNESCO y UNHAS (Servicio Aéreo Humanitario de las Naciones Unidas).

 

Proyectos actuales

Objeto 13 – 17 de 17

Programme de développement social en milieu urbain (PDSU)Programme de développement économique local et de sécurité alimentaire à Koutiala

01.01.2016 - 31.12.2019

Le Programme Sigida Kura a permis d’améliorer les capacités de planification et de gestion des 37  collectivités territoriales du cercle de Koutiala qui ont réalisé des infrastructures permettant d’améliorer  la sécurité alimentaire dans le cercle, d’augmenter les revenus des producteurs et de créer plus de 230 emplois permanents. Avec cette dernière phase, la DDC poursuit son accompagnement aux collectivités territoriales qui mettent en place un cadre durable de leur développement économique local.


Programme d’Appui à l’Education non formelle

01.01.2015 - 31.12.2019

Classé 22ème sur 28 pays par l’indice de l’éducation pour tous au niveau africain, le Mali compte plus de 60% d’adultes analphabètes dont les 2/3 sont des femmes et environ 70% des jeunes de 15 à 24 ans ne savent ni lire, ni écrire, selon l’UNESCO. Ce programme permet de former et d’insérer plus de 10'000  jeunes et des adultes. Les résultats des nouvelles approches pédagogiques obtenus par le programme sont partagés au niveau central en vue de leur mise à l’échelle.


Programme d’Appui au Secteur de l’Elevage au Mali – PASEM

01.12.2014 - 31.05.2021

Malgré son importance dans l’économie, l’environnement et les sociétés (agro)pastorales, l’élevage rencontre plusieurs contraintes dont la faible productivité, l’insécurité foncière, la faible organisation des acteurs et une forme de marginalisation sociale des éleveurs. La DDC souhaite valoriser les immenses potentialités de l’élevage en renforçant l’approche chaine de valeurs orientée vers le développement des marchés et des acteurs du secteur privé, favorisant la prise en compte des pauvres, des femmes et des jeunes.


JPO Programme, Volées 2013-2018, Humanitarian Aid HA

01.09.2013 - 31.12.2019

The aim of the programme is to increase Switzerland's presence within the UN system. This measure also meets the more general aim of strengthening the influence and quality of Switzerland's political dialogue with the target agencies. The JPO programme will eventually serve to intensify this political dialogue and increase Switzerland's capacity to monitor the work of agencies through direct contact with the JPOs recruited through this programme.


Programme d’Appui aux Filières Agropastorales de Sikasso – PAFA

01.06.2013 - 30.09.2020

La DDC soutient le Conseil Régional de Sikasso et les partenaires privés locaux dans l’amélioration des conditions cadres pour le développement des filières pomme de terre et lait. Les appuis apportés contribueront à une meilleure organisation des différents segments de ces filières, de la production au marché et à la valorisation locale des produits au profit des petits producteurs et transformateurs. A terme, plus de 360'000 personnes assureront leur sécurité alimentaire et réduiront leur pauvreté.

Objeto 13 – 17 de 17