Esquí

El esquí es el «deporte rey» de Suiza. Está profundamente arraigado en la conciencia nacional del país y muy anclado en el mundo mitológico de las montañas.

Esquiador durante un descenso en las montañas
Diversiones de esquí en la estación de deportes de invierno de Meiringen-Hasliberg, en el Oberland Bernés. © swiss-image.ch / Christian Perret

En la clasificación de los destinos de esquí más populares del mundo, Suiza ocupa el quinto lugar. El esquí se practica por gran parte de la población y supone para regiones como el Valais o los Grisones un importante factor económico. Zermatt, Verbier, Davos, Laax y San Moritz son las estaciones con el mayor número de visitas para el ejercicio de deportes de invierno.

Los primeros clubes de esquí se fundaron en 1896 en Glaris, en 1900 en Berna y en 1901 en Zúrich. A comienzos del siglo XX, lugares como Davos y San Moritz empezaron a atraer a los esquiadores. Desde aproximadamente 1950 el esquí empezó a convertirse en un verdadero deporte popular y en un fenómeno del turismo de masas con el equipamiento de las pistas con instalaciones de transporte. También el snowboard es un deporte muy popular sobre todo entre los jóvenes.

Los deportistas suizos forman parte de la élite del esquí alpino y de disciplinas afines como el salto de esquí y el snowboard. En los Juegos Olímpicos de invierno los atletas suizas han conseguido un total de 59 medallas en la modalidad de esquí alpino, 12 en la disciplina de snowboard y 5 en salto de esquí. Además, Suiza cuenta con varios campeones mundiales de esquí. Las corredoras y los corredores más famosos de las últimas décadas son Carlo Janko, Lara Gut, Didier Cuche, Erika Hess, Vreni Schneider, Pirmin Zurbriggen y Bernhard Russi.

Informaciones complementarias