Lucha contra la corrupción en Kosovo


Cuatro jóvenes desarrolladores están sentados a una mesa y debaten sobre soluciones informáticas que permitan dotar al Ayuntamiento de mayor transparencia.
En Gjakova, un hackatón congrega a desarrolladores en busca de soluciones informáticas para dotar al Ayuntamiento de mayor transparencia. COSUDE

En Kosovo, la corrupción está omnipresente en el seno de las instituciones estatales y contribuye a la pérdida de confianza de los ciudadanos en el sistema. La COSUDE da su apoyo a un proyecto que persigue paliar este fenómeno luchando por la transparencia de las instituciones, por lo que empuja a los ciudadanos a denunciar las malas prácticas.

Región/País Tema Período Presupuesto
Kosovo
Governance
Organizaciones contra la corrupción
01.05.2016 - 30.04.2020
CHF 2'855'500

 

El nivel de corrupción en Kosovo es notable. De hecho, según el Índice de percepción de la corrupción 2015, el país se sitúa en el último puesto de los Balcanes Occidentales. El fenómeno afecta al sistema por completo, desde gobiernos y administraciones locales hasta sistemas de justicia y salud. Por otra parte, debilita las instituciones democráticas y obstaculiza el desarrollo económico, perjudicando así a cientos de miles de ciudadanos. El joven Estado, que actualmente está dotando a su administración pública de estándares modernos, dispone en este proceso de recursos limitados para luchar contra esta calamidad, además de recibir apenas apoyo por parte de las autoridades políticas, poco dispuestas al cambio.

Junto al gobierno danés, la COSUDE cofinancia un proyecto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el cual trata de reducir la corrupción administrativa así como los abusos de poder en las burocracias y en el ámbito de la justicia. Se dedica a sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de su compromiso. Al ejercer presión en favor de instituciones transparentes y responsables se fomenta el nacimiento de una voluntad política.

Proyecto « Apoyo a la lucha contra la corrupción »

Tras una primera fase (2012-2015), el proyecto «Apoyo a la lucha contra la corrupción en Kosovo» (SAEK II) prosigue y actúa a diferentes niveles:

  • Las instituciones a cargo de la lucha contra la corrupción son reforzadas en su función controladora de las instituciones, lo cual tiene lugar gracias a una pericia técnica y a un intercambio de buenas prácticas entre los países europeos, permitiendo así una mejor medida y prevención del fenómeno. Se empuja igualmente a las instituciones a desarrollar una política y una legislación en colaboración con la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. (CNUCC).
  • En el proceso de conducción de las instituciones hacia la transparencia y la responsabilidad, se elaboran los denominados planes de integridad para velar por su eficacia y buen funcionamiento. La concepción de modelos de evaluación permite valorar sus resultados a la vez que se desarrollan herramientas para aumentar su transparencia gracias a la información colgada en internet.
    Así, por ejemplo, en Gjakova, 55 jóvenes desarrolladores se reunieron con motivo de un hackatón, encuentro de programadores para el desarrollo colaborativo de software, que tenía como objetivo encontrar soluciones innovadoras a los problemas de los ayuntamientos. La contratación en línea se convertía en uno de los principales servicios novedosos a desarrollar.
  • A fin de reforzar el derecho de los ciudadanos y de la sociedad civil a tener instituciones responsables, se establecen plataformas de diálogo entre los organismos de lucha contra la corrupción y la sociedad civil para conseguir un intercambio óptimo de información, a la vez que se desarrollan actividades educativas de sensibilización de la población sobre esta problemática. Todo ello permite dar voz al conjunto de ciudadanos, especialmente a los grupos más marginados, y volver a ganar su confianza en las instituciones.

Denuncia de los sobornos, un éxito

Desde el 2012 los ciudadanos han denunciado en la plataforma de internet www.kallxo.com cerca de 4000 casos de corrupción o de prestaciones públicas que no cumplían con los estándares mínimos. Seguidamente, los casos son estudiados por un equipo de profesionales conectados al sitio de internet para dar cobertura legal y periodística. Cuando existen motivos fundados, se encargan de elevar las quejas a las instancias pertinentes para dar respuesta a las acusaciones planteadas. Si no se da el caso, se recurre a los medios de comunicación para hacer presión a nivel político, llegando determinadas causas a los tribunales. Con el tiempo, la plataforma ha obtenido un gran éxito y los ayuntamientos la incluyen muy a menudo en su sitio de internet como enlace. Ciertos sondeos muestran, además, que los ciudadanos la consideran hoy día como una de las instituciones más dignas de confianza.