Compromiso de Suiza en Filipinas tras el tifón Haiyan

El 8 de noviembre de 2013, el tifón Haiyan devastó gran parte de las islas centrales de Filipinas. Ya al día siguiente, la COSUDE envió a la zona catastrófica a expertas y expertos del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria (CSA) así como carga humanitaria. La fase de ayuda de emergencia duró hasta mediados de enero de 2014, siendo reemplazada por un compromiso a medio plazo con el objetivo de reparar las escuelas, de rehabilitar los sistemas de abastecimiento de agua potable y de garantizar los medios de subsistencia de la población. La COSUDE finalizó su compromiso en Filipinas en relación con el tifón Haiyan en agosto de 2014.  

El recorrido del tifón Haiyan.
El recorrido del tifón Haiyan. © COSUDE

En la noche del viernes, 8 de noviembre de 2013, el tifón Haiyan devastó gran parte de las islas centrales de Filipinas. Con vientos de una velocidad superior a los 320km/h, se trataba de uno de los tifones más violentos de la historia. Las autoridades filipinas señalaron que más de 14 millones de personas resultaron afectadas en el archipiélago. Más de 1,1 millones de casas quedaron destruidas o dañadas, siendo las provincias de Leyte y Samar las más afectadas.

Envío de expertos y de carga humanitaria

Dada la magnitud de la catástrofe, el Gobierno filipino aceptó recibir ayuda de la comunidad internacional. El 9 de noviembre de 2013, la Ayuda Humanitaria de la Confederación envió a la zona siniestrada un equipo de emergencia, compuesto por expertos y expertas del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria (CSA) en las áreas de agua y saneamiento, alojamientos provisionales, medicina y logística. En función de la fase de intervención, el equipo constaba de hasta 22 personas, activas en la región norte de Cebú (incluida la vecina isla de Bantayan) así como en la región de Ormoc, en la isla de Leyte.

Un miembro del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria controla la distribución de la carga humanitaria.
Alain Pasche, miembro del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria, organizando la distribución de la carga humanitaria en la isla de Cebú. © COSUDE

La Ayuda Humanitaria envió también a Filipinas 21 toneladas de carga humanitaria. Los envíos consistían sobre todo en material para tratamiento y distribución del agua (depósitos de agua potable, equipos de desinfección así como sistemas de distribución de agua). Además, se pusieron a disposición de las infraestructuras médicas que funcionaban aun en la zona catastrófica 4 sets de material (kits sanitarios de emergencia) para proporcionar asistencia médica primaria a 10.000 personas cada uno durante tres meses. En el mercado local, se compraron sets de higiene, alimentos, utensilios de cocina (kitchen-sets) y sobre todo material para montar alojamientos temporales (shelter-Kits) y, a través de las estructuras de las autoridades locales, se distribuyeron entre la población afectada  bajo la supervisión directa de miembros del equipo del SCA.

Apoyo a organizaciones multilaterales

Los medios puestos a disposición por la Ayuda Humanitaria de Suiza se utilizaron para acciones directas en las áreas del agua, la reparación de viviendas, alimentos y medicinas y, asimismo, para apoyar las operaciones de ayuda de organizaciones internacionales activas en las zonas afectadas por el tifón. 3 millones de francos en total se asignaron al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), a la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC), a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), al Programa Mundial de Alimentos (PMA) así como a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Rehabilitación y reconstrucción

La fase de ayuda de emergencia de la Ayuda Humanitaria duró hasta mediados de enero de 2014, y fue seguida de un compromiso en la fase de transición, antes de iniciarse los trabajos de reconstrucción propiamente dichos. En esta fase, Suiza se concentró principalmente en la reparación de los tejados de las escuelas, el saneamiento de los sistemas de agua potable y la recuperación de los medios de subsistencia de la población afectada en las regiones del norte de Cebú y del oeste de Leyte. En total, 30 000 personas se beneficiaron de la reparación de las estaciones de bombeo de agua potable y del suministro de agua en las zonas rurales, además de los alumnos y alumnas que pudieron volver a aprender en salas de clase protegidas. Cuatro expertos del CSA fueron enviados con el fin de llevar a cabo exitosamente los proyectos sobre el terreno.

 Apoyo en la transición de la ayuda de emergencia a la reconstrucción (PDF, Páginas 3, 244.7 kB, Español)

Un edificio escolar provisional.
Expertas y expertos del CSA ayudaron en la reparación de escuelas así como en la construcción de edificios escolares provisionales. (Foto). © COSUDE

Conferencia regional para la planificación tras el paso del tifón Haiyan

Tras la concesión de la ayuda de emergencia y para la reconstrucción, Suiza apoyó al gobierno filipino en la organización de una conferencia regional para la prevención de catástrofes naturales y para la reparación de los daños causados por el tifón Haiyan. La conferencia aprobó un nuevo concepto marco para la prevención, la anticipación y la recuperación en caso de catástrofes graves

Conferencia regional para la planificación tras el paso del tifón Haiyan

Mayor información, y documentos